¿Por qué este taller se llama «Escribe Nomás»?

Cabecera: Escribe Nomás, 2 de mayo de 2021

He aquí una pregunta que nadie me ha hecho nunca. Pero estoy seguro de que más de una persona ha arqueado una ceja al escuchar por primera vez de un taller de escritura con un nombre tan poco elegante, tan al grano como «Escribe Nomás»… Eso me gusta mucho. Desde que empezamos a enseñar a través de esta empresa-guion-escuela llamada Machucabotones, que pronto cumplirá 7 años, Leslie y yo nos ocupamos de comunicar lo que creemos de corazón: que escribir no tiene nada de solemne ni de artificioso, que la escritura es una herramienta de enorme utilidad al alcance de cualquier persona ahora mismo, y que aprender a poner palabras en un papel o en un documento de texto no es muy distinto a aprender cualquier otra cosa. Tienes que practicar. O sea, para aprender a escribir tienes que escribir. Pero también tienes que aprender a ser rápido, es decir, a no darle vueltas a tu idea pensando en cómo escribirla, sino simplemente dedicarte a escribir. ”Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas” dicen que dijo una vez Woody Allen. Nosotros añadimos esto: para escribir un primer borrador, quien la piensa pierde.

Escribe nomás.

Quienes han pasado por Machucabotones seguramente han visto este video del escritor Neil Gaiman, donde comenta que los fans se le acercan usualmente a decirle «Quiero ser escritor» y él siempre responde «Tienes que escribir». Es muy bello.

(Un saludo para Carla, una de nuestras primeras estudiantes, que me pasó el enlace a este video hace no sé cuántos años, y desde entonces es el video que más veces hemos reproducido para los estudiantes en la historia de Machucabotones. Carla escribe actualmente en su página de Facebook «Camino Amarillo«).

El nombre «Escribe Nomás» lo usábamos ya en el 2017 para nombrar un taller de 8 horas en el que nos dedicábamos a producir borradores y borradores, cada uno más disparatado que el otro (en aquel «Escribe Nomás» salió el ejercicio llamado «El pequeño cerdito», si recuerdo bien: muchos de los ejercicios que se han hecho históricamente en Machucabotones han resultado de la interacción grupal). Los estudiantes iban hasta nuestro local en Miraflores, en la calle Sor Tita, en el alucinante horario de 8 p.m. a 10 p.m., y salían encantados… Yo los recuerdo encantados, riéndose de su propia creatividad. Nos quitábamos los zapatos. Servíamos galletas y jugos. Añado algo: como ya lo hemos psicoanalizado en algún momento con Leslie, estamos rodeados de nombres inusuales: yo me llamo César Bedón, ambos trabajamos en una empresa llamada Machucabotones, Leslie escribía hasta hace unos años una columna de ficción llamada La Calata Culta (que debería regresar).

Y yo me puse a escribir sobre «Escribe Nomás» porque este taller de una mañana será en exactamente un mes (el domingo 1 de agosto a las 9 a.m.) y Leslie y yo siempre lo esperamos con ilusión. Esperamos a todas las personas que se conectan, muchas veces desde otros países. Parte de la idea de un taller como este es reunir una enorme cantidad de ENERGÍA… Escribiendo todos al mismo tiempo, incluso si es la primera vez… porque con el Método Machucabotones buscamos demostrarte que si sabes hablar, sabes escribir… Lo que nos proponemos es mostrarte de una sola sentada un método confiable, sencillo, para poner todas tus ideas en el papel, así quieras escribir cuentos o de repente mejorar tu escritura en redes sociales. Que lo practiques, y que te lo lleves.

Son 4 horas de taller, y se pasan al toque. Yo te invito. Leslie te invita.

Estamos llevando la escritura a todas partes. Ya sabrás de lo que se viene en Machucabotones, pero tenemos los corazones llenos de ilusión.


César Bedón Rivera
César Bedón Rivera

Tiene 20 años de experiencia como conductor de programas de conversación en radio peruana. En el 2008 publicó «Un sol que en invierno». Ha sido Editor de Cultura en la revista Velaverde. Junto con Leslie Guevara dirige Machucabotones Escuela de escritura.

Tags:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: